Recuerdo perfectamente ese día

Recuerdo perfectamente lo que soñé: a una amiga le acababa de salir su primer encargo como investigadora privada -obviamente no es su profesión en la vida real-. Nos encontrábamos en el bar de un hotel, cerca de la recepción. Espiábamos a una mujer importante vestida de azul klein -al despertar tenía la sensación de que … Sigue leyendo Recuerdo perfectamente ese día

Ahora…

Puede que ahora mismo haya un loco (en el sentido más romántico de la palabra) leyendo esto, mientras se toma un café. Puede que ahora mismo estés tumbado(a) en la cama sujetando con las manos la tablet por encima de la cabeza. Quizá estés sentado(a) junto a tu escritorio haciendo descansos de tu estudio. Puede … Sigue leyendo Ahora…

Conoceme conociéndome

No me preguntes qué tipo de música me gusta. Llévame a un concierto o a cualquier local para que escuche la que te gusta a ti y obsérvame bailar. No me preguntes si me gusta más el mar o la montaña. Arriésgate y llévame a uno de esos dos sitios y observa si hubiera preferido … Sigue leyendo Conoceme conociéndome

Buenas acciones

Siempre he pensado que las buenas obras son las que se llevan a cabo en secreto. Las anónimas. Las que nadie se atribuye. En el momento en el que le cuentas a alguien en primera persona tu buena acción deja de tener valor. Las buenas acciones son aquellas que haces cuando nadie te ve.

No quiero ser mi héroe

Son aquellas gotas de alcohol que a las patologías ocultan. Aquellos recuerdos de los momentos vividos con los amigos. Las llamadas a esas personas especiales que provocan la sonrisa. Las luces rojas de los coches en la ciudad nocturna. Hablo, por supuesto, de las románticas, las que se despiden. Las de la cortesía. Son aquellas … Sigue leyendo No quiero ser mi héroe