Tiempo después mi madre me preguntó: "¿Sentiste miedo?". Y le contesté: "No. Porque no dependía de mí".

Anuncios